23/08/2019

El complemento perfecto: CRM+ERP

Las soluciones ERP y CRM permiten, desde enfoques diferentes, optimizar la gestión de los negocios.

Un software ERP facilita la automatización y digitalización los procesos internos de las diferentes áreas que componen la empresa, mientras que un CRM simplifica la gestión de las diversas relaciones con los clientes y favorece el incremento de las ventas.

Estas herramientas se complementan perfectamente. Su utilización en conjunto afecta de forma positiva los procesos comerciales, mejora su eficiencia y brinda información de gran valor para la toma de decisiones.

Más info en: SPAZIOS + Finnegans

Algunos de los beneficios de utilizar estas herramientas de forma integral son:

Acceso a toda la información de las interacciones y transacciones

Evita que se omitan datos que son fundamentales. Por ejemplo, un vendedor que realizó toda la gestión comercial con un potencial cliente conoce sus preferencias y necesidades. Cuando el proceso concluye, la relación pasa a ser con otros miembros de la empresa. Es de gran valor que la información que manejaba el vendedor sea compartida por el resto de los miembros. De lo contrario, podrían repetirse preguntas que el cliente respondió con anterioridad.

Servicios más eficientes

Esta integración le provee a todos los miembros de la empresa la información que requieren en tiempo real.

Mayor visibilidad para tomar mejores decisiones

Le proporciona a la fuerza de ventas la herramienta para hacer un perfecto seguimiento del potencial cliente. Les permite realizar un seguimiento total del proceso de venta. Brinda información del comportamiento del lead desde el primer contacto hasta que se cierra la venta de forma exitosa. Estos insights son de gran ayuda para mejorar la relación con los clientes.

Podés centralizar en un mismo lugar las métricas de rendimiento y conocer cómo impacta en la facturación de la organización.

Mayor análisis del negocio

El sistema integrado te permite configurar y extraer diversos informes con datos fundamentales para el armado de nuevas estrategias para la organización.

12/03/2019

La importancia de la transformación cultural en las empresas

La transformación cultural de una organización es una característica que hay que considerar como inherente a la digitalización de todos los procesos de negocios.

Es una una cuestión esencial para el crecimiento de una empresa incorporar una solución de gestión ERP acompañada de una implementación exitosa.

Superar la resistencia al cambio y los viejos paradigmas que circulan entre los diferentes sectores de la organización es una de las principales problemáticas que hay que abordar para garantizar el éxito de la implementación.

Un error habitual en las empresas que adquieren un software ERP es el hecho de creer que simplemente invertir en una herramienta de gestión garantiza el incremento de la productividad y rentabilidad de los negocios.

La adquisición de la solución debe ir acompañada de una estrategia enfocada en comunicarle al público interno cuáles son los beneficios que produce la transformación digital.

Leer también: Factores de éxito en la implementación de sistemas ERP

Para ello,  es fundamental considerar la parte comunicacional y resulta preciso que todos los integrantes de las diferentes áreas perciban la incorporación de la herramienta como una forma de agilizar el trabajo, y no como un cambio que demora y complica las tareas diarias.

Algunas áreas, como las contables, están acostumbradas a la utilización de sistemas para la digitalización de la información. Pero, hay muchas otras que no tienen el hábito de utilizar herramientas para digitalizar sus procesos. Es en esos sectores en donde hay que focalizar más la estrategia comunicativa. Toda la empresa debe percibir y comprender los beneficios, no solo los sectores más operativos, también los  gerenciales y directivos.

Ignorar la comunicación como un factor determinante en la superación de la resistencia al cambio es un grave error y una de las principales causas de fracaso del proceso de implementación en las organizaciones.

La comunicación es un elemento inherente a la cultura y la transformación digital es, en principio, una transformación cultural.