Salud: ¿por qué un software de gestión es clave para seguir creciendo?

Gonzalo Segarra es Gerente de Sistemas de la Clínica Santa Catalina, el mayor centro de neurorehabilitación del país, especializado en cuidados críticos crónicos. Gonzalo hace 30 años que trabaja en el área de salud, habiendo pasado más de 20 años en el Hospital Alemán. Licenciado en Ciencias de la Computación y docente universitario en el ITBA, nos cuenta por qué se decidió por Finnegans para que la Clínica pueda seguir creciendo.

Gonzalo Segarra, Gerente de Sistemas de la Clínica Santa Catalina.
Gonzalo Segarra, Gerente de Sistemas de la Clínica Santa Catalina.

Entraste a la Clínica Santa Catalina hace pocos meses, ¿cuál pensás que es tu principal misión como Gerente de Sistemas?

En el mundo de hoy, la población envejece cada vez más y la necesidad de contar con este tipos de centros como Santa Catalina será cada vez mayor. Me llamaron a mí porque este crecimiento es inminente, y la empresa está pasando de ser una PYME familiar a una empresa más grande.

Lo primero que vi fue que había que cambiar la administración, organizarla mejor, tanto desde el punto de vista del sistema como en lo administrativo. Después de 24 años desarrollando software en el Hospital Alemán, he aprendido muchas lecciones y es lo que estoy intentado llevar a cabo en Santa Catalina.

¿Cómo impactó la pandemia en su trabajo diario?

En el mercado de salud hay mucha sensibilidad. Estamos en constante riesgo de contagiar a un paciente. Tenemos que tener un cuidado intensivo y mantener todo completamente higienizado. Los mayores de 60, personas con asma, embarazadas o cualquier otro riesgo no van a trabajar, por lo tanto contamos con menos personal.

La ventaja que tenemos con respecto a otros centros de salud es que nosotros nos orientamos a internaciones de gente en estado grave o crítico. No tenemos tratamiento ambulatorio, es todo internaciones. Eso hace que por suerte la empresa siga trabajando y nos apretamos para recibir más gente.

¿Por qué surgió la necesidad de incorporar un sistema de gestión?

Nosotros teníamos un software que había caducado, con tecnología vieja que no cubría las necesidades actuales. No se podía manejar una empresa con un software así, entonces salí en búsqueda del cambio. No sólo para tener un nuevo software sino también para implementar mejores prácticas.

Hay una nueva generación de empleados que vinieron con ideas nuevas y experiencia. Los administrativos de siempre estaban acostumbrados a trabajar con papel, a perder tiempo clasificando documentos, escaneándolos. Había una necesidad de cambiar porque el volumen de transacciones que queremos manejar no la podíamos llevar a cabo con ese trabajo manual. Era admirable cómo con tan pocas herramientas podían llevar adelante la empresa, pero estaban al tope. Lo sufrían, eran trabajos muy repetitivos. Lo importante es remarcar que esas personas no se van quedar sin trabajo, sino que van a mejorarlo. Con esa estructura no podíamos crecer, por eso quería implementar una nueva herramienta. El tema era con cuál nos quedábamos y ahí vino la apuesta por Finnegans.

 

Que sean un sistema 100% en la nube fue la característica que inclinó la balanza.

 

¿A la hora de tomar la decisión, cuáles fueron las razones por las que eligieron Finnegans?

Que sean un sistema 100% en la nube fue la característica que inclinó la balanza. Nosotros elegimos Finnegans justo antes que viniera la pandemia. Cuando llegó, y muchos de los empleados tuvieron que quedarse trabajando en sus casas, pensamos: “menos mal que los elegimos a ustedes”. Eso es otra cosa que me dio la experiencia. Yo venía de un lugar que tenía un data center enorme, gente de mantenimiento y en redes. Ahora yo quiero la estructura de sistemas más chica posible, incorporar herramientas que se autogestionen. Contar con referentes internos, funcionales que conozcan mucho la empresa y el software que incorporan, y tratar de tener un proveedor de software que sea empresa amiga, que pueda customizar el sistema con desarrollos a medida.

 

Sé que tener una herramienta en la nube como Finnegans, con la visión que ustedes tienen del negocio y cómo trabajan, me va a servir siempre. Si la Clínica sigue creciendo, Finnegans nos va a acompañar.

 

En la Clínica hay tanto para cambiar que al principio siempre va a ser bueno la adquisición de un sistema. Pero sé que tener una herramienta en la nube como Finnegans, con la visión que ustedes tienen del negocio y cómo trabajan, me va a servir siempre. Si la Clínica sigue creciendo, Finnegans nos va a acompañar.

 

Yo quiero estar lo más cerca posible de ustedes para implementar el software, son un partner mío.

 

En Finnegans siempre decimos que no es suficiente brindar un sistema, sino que es necesario acompañar a nuestros clientes en el camino de la digitalización. ¿Pensás que esto es importante para que Santa Catalina sea un proyecto exitoso?

Cuando vos comprás un software, si no hay una persona en el equipo interno que lo conozca mucho, terminás perdiendo. Si el usuario no es una persona muy capacitada, usa el sistema como se lo dan, y termina la relación con el proveedor. He visto cada bestialidad por no saber usar bien el software.

Muchos problemas en sistemas pueden solucionarse si tenés al consultor adecuado. Yo quería comprar un software y que me lo implemente gente que sepa. Si el día de mañana el consultor de Finnegans que trabaja conmigo no me gusta, sé que puedo llamarlos para que me manden a la persona adecuada. Yo quiero estar lo más cerca posible de ustedes para implementar el software, son un partner mío.